Zeballos con la frente bien alta

facebook.com/zeballos.rallyteamfacebook.com/zeballos.rallyteamEl piloto uruguayo Rodrigo Zeballos, no solo se conformó con competir en todas las fechas del sudamericano de Rally, sino que también fue a medirse y probar una nueva actividad en la vecina orilla.

En el marco de la penúltima fecha del campeonato argentino de Rallycross disputado en Rosario durante el pasado fin de semana, el “Coco”, se hizo de sus primeras armas en esta actividad compitiendo con los mejores pilotos de esta especialidad.

Compitió en un Peugeot 208 Maxi Rally, con un motor de 2.400 c.c., caja secuencial y sin ayudas electrónicas. Esto hace más difícil la conductividad, favoreciendo al espectáculo.

Durante el día sábado se realizaron los entrenamientos libres donde el audaz piloto celeste tomó contacto por primera vez con el auto. De a poco se fue sintiendo cómodo con el Maxi Rally, familiarizándose con el sistema de carrera y los diferentes tipos de pisos que presentaba el autódromo Juan Manuel Fangio.

El día domingo, luego de finalizar el Mundial de RX, comenzó la actividad del campeonato argentino con las series. Rodrigo Zeballos largó en tercera posición, quedando primero en la primera curva. Luego se va un poco ancho agarrando la parte sucia del sector de tierra que previamente había sido regado por el problema del polvo. 

En eso, el piloto Hernán Kim lo pasa al uruguayo llenando de barro su parabrisas. La mala suerte jugó una mala pasada, ya que al Peugeot 208 no le funcionaban ni los limpiaparabrisas ni el agua para el mismo. De esa forma fue que el intrépido piloto de Maldonado, se las ingenio para continuar prácticamente a ciegas por el circuito rosarino. Al entrar en la vuelta Joker, se pasa en el frenaje al no poder ver perdiendo las chances de pelear la serie.

En la semifinal, tras realizar una muy buena largada, apenas toman el sector de la curva ancha con peralte, el piloto Andrés Germano se cambia de carril bruscamente arrastrando al piloto uruguayo contra el muro de contención impactándose bruscamente.

Los mecanismos de seguridad de los autos funcionaron a la perfección, al igual que la seguridad del circuito y del espectáculo, sin consecuencias graves para ninguno de los dos pilotos.

Un fin de semana raro, con sabor amargo para el Zeballos Rally Team, que sin dudas dejó todo en cada carrera que compitió contra los mejores pilotos de Sudamérica.

FUENTE: MotorSports (motorsports.gallito.com.uy)

Volver

Debe Iniciar Sesión con su cuenta de Facebook para poder realizar comentarios